Tipea lo que deseas buscar y luego pulsa Enter:

De Uruguay a la NASA

Por: Mauro Rey  |  Domingo 23 de Mayo de 2021

Una escuela de Las Violetas fue distinguida en el programa Globe de la Agencia Espacial como un ejemplo de investigación científica en América Latina.



Macrocientis, el proyecto elaborado por alumnos de la escuela N°88 de Las Violetas, Uruguay, fue seleccionado por la NASA como un “ejemplo de investigación científica”. El reconocimiento se dio durante 2019, en el marco del programa Globe de la Agencia Espacial. En esta actividad participan niños y jóvenes de todo el mundo, quienes se encargan del estudio de macro invertebrados como bioindicadores de la calidad del agua del arroyo Canelón Chico. 

El director y docente de la escuela, Darío Greni, explicó a EduCrear que el proyecto de investigación comenzó en 2016, mismo año que decidieron participar de los clubes de ciencia que desarrolla el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y la visita de un biólogo al establecimiento para proponer generar un área protegida cercana al lugar. “Es un privilegio muy grande para la comunidad”, afirma Greni.

La institución rural cuenta con más de 120 estudiantes provenientes de Las Violetas, Montevideo y la localidad de Joanicó. El desarrollo científico les permitió participar, primero, del Simposio Internacional de Ciencia Virtual para América Latina y el Caribe y luego, defenderlo personalmente en Detroit, Estados Unidos.

La ciencia fue el método educativo para que alumnos de entre 4 y 12 años mejoren su rendimiento académico. Explorar, investigar y la posibilidad de generar un cambio en la sociedad generó una sinergia colectiva que estuvo más allá de una nota.

¿Qué investigó Macrocientis? El trabajo, que ahora es referencia ineludible para otros estudiantes, trató en extraer muestras de tres sitios del arroyo Canelón Chico durante diferentes momentos del año. De 2016 a 2019 se dedicaron a tomar la temperatura del agua, medir la turbidez y recolectar macro invertebrados (insectos, moluscos y anélidos que viven en los cuerpos de agua) que luego eran clasificados según su taxonomía mediante una guía con un índice biótico. “Cada macro invertebrado recibía un valor de 1 al 10, lo que iba sumándose para saber cuál era la calidad del agua”, explica el director de la escuela N°88 de Las Violetas.

El resultado al que concluyeron los estudiantes fue contundente: la calidad del agua es mala. En una escala de 1 a 100, la corriente del arroyo no llegaba a 15 (según los valores del último muestreo durante 2019). Para confirmar las conclusiones, decidieron llevarles las muestras a un laboratorio de Montevideo que coincidió con la verificación que realizaron los alumnos.



En 2019, luego de varios años de trabajo, fueron seleccionados para defender la investigación en Detroit, Michigan (Estados Unidos) a fin de justificar las metodologías y presentar los resultados. Aquel reconocimiento les permitió posicionarse como un ejemplo a nivel mundial.

Este año, Darío recibió un mail de la NASA solicitando autorización para mostrar el informe en el programa Globe “como un ejemplo de los elementos que debe contener una investigación y mostrar cómo se debe redactar, presentar la información y analizar los datos”.
 

Suman proyectos


No conformes con haber sido distinguidos por la agencia espacial como ejemplo científico para el mundo, los alumnos de Las Violetas presentaron dos proyectos más al programa de la NASA. Chicos y chicas de 5° y 6° año investigan las condiciones por las que las mariposas visitan la institución durante los meses de septiembre, octubre y diciembre. Junto a Gabriela Betancur, docente de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, decidieron cuáles eran variables ambientales que hacían posible la presencia o ausencia de lepidópteros. 

Lunes, miércoles y viernes durante el mediodía, en grupos de cinco alumnos se completaba una hoja de investigación datos como: la temperatura ambiente y superficial, la humedad, la cobertura de nubes y cuáles eran las mariposas que vieron. Las más de 40 observaciones generaron un informe sobre cuáles eran las variables para su aparición.


“Esta investigación motivó a los niños de nivel inicial para estudiar las mariposas. Armaron exposiciones y decidieron mostrárselo a los más grandes. Es fascinante porque los chiquilines están motivados e interesados sobre otros temas”, explica Darío Greni, quién fue seleccionado por la Fundación Varkey entre los mejores 50 maestros del mundo en el marco del Global Teacher Prize.

La presencialidad le permitió a la escuela rural dar lugar a una segunda investigación. Esa vez la elección estuvo centrada en el eclipse solar del 14 de diciembre de 2020 y los efectos en el comportamiento de las especies de avifauna y hormigas que se encuentran en el predio escolar. Durante cuatro horas de observación, se llevó adelante un procedimiento de medición parecido al que realizaron con las mariposas. Globe le brindó cuatro estrellas a la investigación que llevaron adelante los estudiantes uruguayos.

“Generamos un trabajo colectivo donde los niños van construyendo conocimiento poco a poco”, culmina Greni.

Otras notas de esta sección

Formulario de contacto:

(*) Campos requeridos

Iniciar sesión:



Crear cuenta

Crear cuenta:

(*) Campos requeridos

Ir arriba