Tipea lo que deseas buscar y luego pulsa Enter:

Un canal que se expande

Por: Mauro Rey  |  Martes 16 de Marzo de 2021

Canales es una Asociación Civil que trabaja en el acceso a la educación para niñas, niños y adolescentes. Videolibros, su proyecto más innovador, logró premios internacionales



Durante el 2010 un grupo de especialistas tuvo una sencilla pero brillante idea: crear un sitio web de libros infantiles con imágenes en video, con la particularidad de ser leídos en lengua de señas argentina (LSA) para que niños, niñas y adolescentes sordos tengan acceso a la literatura. La dificultad que viven a diario el 80% de las 950 mil personas sordas e hipoacúsicas en Argentina es que sus familiares son oyentes y desconocen la lengua para poder leerles. A partir de esa realidad es que nace Videolibros enSeñas, la primera biblioteca virtual, libre y gratuita en lengua de señas desarrollada por Canales Asociación Civil

La propuesta innovadora de accesibilidad se inició con el premio 'Un mundo de soluciones', reconocimiento que entrega el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a iniciativas que solucionen problemas planteados por personas con discapacidades al momento de acceder a la información o la educación. Ese mismo año, se publicó la primera colección de libros infantiles leídos en LSA. "Queremos que los chicos y chicas sordos tengan acceso a la misma literatura que los demás", explica la responsable de Comunicación, Silvana Bonnet.

Solemos pensar a las lenguas como herramientas de comunicación, pero son mucho más que eso. Estas moldean la forma de pensar, de conocer el mundo y desarrollarnos como individuos que integran una sociedad. El acceso a la lectura, en su lengua natural, permite un mayor y mejor acceso a la información y a los consumos culturales. El proyecto está pensado de una forma poco tradicional, enfocado desde la mirada y la comprensión del mundo de la comunidad sorda, siendo ellos quienes participan en la confección de los materiales junto a oyentes, con el fin de promover la lectura, fomentar el uso de la lengua de señas y transformar la educación de niñas, niños y adolescentes sordos.



Canales sostiene desde el año 2003 un trabajo de promoción y sensibilización del acceso a una educación de calidad para personas sordas mediante la capacitación a docentes, elaboración de libros, manuales y videos educativos en lengua de señas argentina, el fomento de la lectura y realización de talleres en escuelas.

"El acceso a la tecnología fue una innovación potente al interior de la comunidad sorda porque ya no necesitarían de la presencialidad para comunicarse. Ahora pueden entablar una conversación a distancia, sin intermediarios", sostiene Bonnet sobre la facilidad de acceso a internet en los últimos años, marcando que el último registro de las lenguas de señas es el video ya que no posee escritura.

En contrapartida, al aislamiento que produjo la pandemia por COVID-19 se le sumó la barrera idiomática de convivir con personas con las cuales no pueden comunicarse. En un contexto desesperante, docentes, directivos y personal auxiliar realizaron un esfuerzo descomunal para sostener la trayectoria educativa de estas personas. "Con la Asociación logramos que algunos de los Videolibros desarrollados junto a UNICEF estén en Educ.ar para que no consuman datos y sean útiles como un recurso más en la práctica educativa". Junto con dicha entidad, mantienen una relación estrecha. Tal es así que Canales es un referente mundial en el desarrollo de manuales educativos accesibles para niños, niñas y jóvenes sordos.

En la actualidad, la LSA carece de reconocimiento oficial lo que dificulta el desarrollo de políticas educativas en favor de las personas sordas. Por este motivo, la comunidad mantiene su lucha por introducir el paradigma bilingüe, modelo en el cual deben estar presentes las dos lenguas (la LSA y el español), con docentes competentes en ambas culturas en el contexto escolar en favor de una mayor valoración de la identidad cultural de la comunidad sorda. Una forma de eliminar las barreras para el reconocimiento de la comunidad es posibilitar el dialogo accesible en todos los ámbitos. De esta manera, ellas y ellos podrán transmitir y enriquecer los proyectos con una mirada propia y diferente, de la cual muchos carecemos. Por ese motivo, es tan importante contar con una oferta académica amplia y variada que les permita desarrollar su derecho a la educación de forma libre y garantizar la presencia de intérpretes profesionales de LSA-español.



EN LA MISMA VÍA


Durante estos 18 años, Canales desarrolló diversos proyectos para que niños, niñas y adolescentes puedan acceder a una educación de calidad. Tras el lanzamiento de Videolibros, invitaron a un grupo Mujeres Adultas Mayores Sordas a participar. Conocieron las historias de muchas personas mayores que no conocían los clásicos literarios como Caperucita Roja o La Cenicienta y decidieron cambiarlo con un nuevos proyecto: 'Contame un cuento'. Las personas mayores sordas recorrieron jardines de infantes y escuelas primarias narrando cuentos en LSA y ofreciendo a niñas y niños sordos su visión del mundo y modelos positivos de identificación. 

En estos años, también desarrollaron más de 15 materiales educativos para personas interesadas en la educación de sordos. Cabe destacar que cada uno de sus proyectos cuenta con un equipo interdisciplinario en el que participan oyentes y personas sordas, quienes logran transmitir y jerarquizar los contenidos mediante las consideraciones culturales propias de la comunidad.



LO QUE VIENE


A los niños y niñas sordos es necesario garantizarles un entorno que permita el desarrollo de una lengua accesible, como la lengua de señas de su país, y el conocimiento del mundo. Luego con el aprendizaje de una segunda lengua (en nuestro país el español), podrán acceder a la lectura y escritura.

"Se trata de una comunidad con una lengua distinta del español y solo respetando profundamente sus parámetros culturales y con la plena participación de adultos sordos podemos brindar la mejor educación a niños y niñas sordos”, sostiene Silvana Bonnet.

Tras un año movido debido a las dificultades que introdujo la pandemia por COVID-19, quienes integran Canales Asociación Civil tienen planificado junto a UNICEF, el Fondo Nacional de las Artes y otras organizaciones, lanzar entre 5 y 7 Videolibros, realizar una campaña de difusión sobre educación de personas sordas y desarrollar un nuevo concurso nacional de cuentos en lengua de señas argentina.


A CONTINUACIÓN, DEJAMOS UN GLOSARIO DE TÉRMINOS SIMPLE E IMPORTANTE PARA QUE USEMOS DE FORMA ADECUADA:


Hablamos de Lengua de Señas y no de lenguaje de signos, ni de gestos: El Lenguaje es la facultad para construir un sistema simbólico convencional, es decir, es la capacidad para adquirir una lengua particular o idioma. La Lengua es el idioma mediante el cual una sociedad determinada se comunica. El Habla es la producción singular de esa lengua o idioma que cada uno de los hablantes o señantes hace. 
 
•Lengua de Señas Argentina (LSA)es el nombre propio del idioma de la comunidad sorda en nuestro país. 
 
La LSA es un idioma diferente del español: No lo imita, no es mímica, ni gestualidad. Se trata de una lengua completa, con su vocabulario y gramática particular y como el resto de los idiomas, transmisor de una cultura y una forma de ver el mundo. Está compuesta por señas y un alfabeto dactilológico, además de rasgos no manuales. 
 
Según recomienda la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad y de acuerdo a lo que las personas sordas manifiestan, la denominación correcta es Persona Sorda o simplemente Sordo/a. Las expresiones “minusválidos”, “Sordomudos”, “Mudos”, “discapacitado/a”, “problema de audición”, etc. son incorrectas y pueden resultar ofensivas.
 

Otras notas de esta sección

Formulario de contacto:

(*) Campos requeridos

Iniciar sesión:



Crear cuenta

Crear cuenta:

(*) Campos requeridos

Ir arriba