Tipea lo que deseas buscar y luego pulsa Enter:

Innovar en tecnología con perspectiva de género

Por: Mauro Rey  |  Miércoles 22 de Diciembre de 2021

Dos instituciones educativas fueron galardonadas en un concurso que premió a quienes lograron diseñar soluciones a problemáticas locales. La búsqueda trató de acercar a las mujeres en protagonistas mediante la tecnología.



El concurso “Tic-Tac. Hora de Innovar” llegó a su etapa final y se dieron a conocer los 3 equipos que integraron el podio. Además, hubo mención de honor para equipos de Entre Ríos y Chubut. El programa, que comenzó allá por mayo de este año, está destinado a estudiantes mujeres de entre 12 a 18 años de las escuelas técnicas de todo el país. Su objetivo es que diseñen proyectos que solucionen ciertas problemáticas locales desde un enfoque STEM.

El propósito del Instituto Nacional de Educación Tecnológica junto a ARSAT, la Fundación YPF y Chicas en Tecnología, buscan que las mujeres se acerquen a la tecnología, que se conviertan en protagonistas, en creadoras. “Una no puede ser lo que no conoce. No hay referentes mujeres en quién reflejarse y la idea está en encontrar una comunidad que vaya generando redes de pertenencia, de comunicación, de contacto y de consulta”, afirmó Ana Rapoport, coordinadora del Área de Género del INET, sobre la importancia de que existan modelos positivos dentro de las escuelas técnicas durante una entrevista a Educrear hace unos meses.

El proyecto a presentar puede ser sobre alguna problemática relacionada con la energía, la movilidad, los residuos, la tecnología o la conectividad.

El concurso se organizó en diferentes etapas y los equipos ganadores recibieron un kit de energía solar fotovoltaica, lentes de realidad virtual y una valija didáctica de eficiencia energética, que servirán para el uso en sus instituciones educativas.


 

Iluminar el Futuro


Entre las cinco categorías posibles, la Escuela Secundaria de Educación Técnica Profesional (ESETP) N°748 de Chubut eligió centrarse en la búsqueda de una solución tecnológica que sea accesible y posibilite una simulación real con el trabajo áulico.

De esta forma el equipo “Mujeres Iluminando Futuro", integrado por cinco alumnas y dos profesores, diseñó un lápiz con el que se pueda utilizar en cualquier superficie de forma cómoda y ágil. “Desde el comienzo planteamos una idea que, con el pasar de las etapas, fuimos modificando”, afirman.



Entendemos a la tecnología como el conjunto de conocimientos y técnicas que, aplicados de forma lógica y ordenada, permite modificar el entorno material o virtual para satisfacer necesidades. Éste es un proceso combinado de pensamiento y acción con la finalidad de crear soluciones útiles.

“Decidimos trabajar este eje porque queríamos crear una herramienta útil que sea accesible para los estudiantes. La idea surgió entre las necesidades que compartimos entre las integrantes respecto a las experiencias que vivimos durante la virtualidad”, explican las integrantes.



El equipo integrado por Cristina Álvarez, Ludmila Córdoba, Sofía Oyarzo, María y Valentina Ortiz junto a Pamela Mansilla y Sergio Paileman como docentes acompañantes, quedaron entre las cinco ganadoras, recibiendo una Mención de Honor por el trabajo que promovió que más mujeres se acerquen a la tecnología.

“Nos inscribimos en la competencia sin ninguna expectativa, pero con mucha voluntad de dar lo mejor como equipo y poder aprender más durante el proceso. Además de llevarnos un premio y el reconocimiento ganamos muchos saberes, comunicación, maneras de trabajar y compañeras de trabajo”, concluyen.


 

Pensando en la sociedad

¿Sabían que un litro de aceite comestible puede llegar a contaminar hasta 40.000 litros de agua? Estudiantes del Instituto Primario de Educación Técnica (IPET) N°89 “Paula Albarracín” fueron las ganadoras del concurso “Tic Tac. Hora de Innovar” mediante un proyecto que busca recuperar la planta piloto de biodiesel que se encuentra en el establecimiento para 

“La idea surgió mediante la inquietud de las estudiantes por purificar, a través una técnica propia, la glicerina residual. Además, pensamos en que esto funcione como un micro emprendimiento que fomente el desarrollo y las competencias en actividades científico tecnológicas”, afirman las integrantes.

El fin del proyecto “Mujeres del Paula” fue que la glicerina que puedan extraer sea otorgada al Concejo Municipal de la Mujer para que sirva como materia prima en su emprendimiento de elaboración de productos cosméticos.



La problemática que encontraron las alumnas y docentes de la institución trato sobre los residuos, que son aquellos desechos que producimos en nuestras actividades diarias que pueden ser valorizados o que requieren sujetarse a tratamiento o disposición final. Mediante el modelo de economía circular logran aprovechar al máximo los recursos materiales de los que disponemos para alargar el ciclo de vida de los mismos.

“Este concurso nos parece muy interesantes porque permite promocionar la tendencia que cada vez más mujeres elijan realizar sus estudios en escuelas técnicas”, sostienen los integrantes.

Otras notas de esta sección

Formulario de contacto:

(*) Campos requeridos

Iniciar sesión:



Crear cuenta

Crear cuenta:

(*) Campos requeridos

Ir arriba