Tipea lo que deseas buscar y luego pulsa Enter:

Punta Quebracho: recuperar la historia

Por: Mauro Rey  |  Miércoles 14 de Julio de 2021

Docentes y periodistas argentinos desarrollaron un portal educativo que revaloriza una de las gestas más importantes de la historia nacional.



La Batalla del Quebracho, también conocida como de Punta Quebracho, fue un combate entre las tropas de la Confederación Argentina liderada por Lucio Mansilla contra las flotas inglesas y francesas. Actualmente, revitaliza el debate sobre la hidrovía y la soberanía nacional. Algunos historiadores hablan que la lucha que se desarrolló en lo que hoy es la localidad de Puerto General San Martín, en el departamento de San Lorenzo, Provincia de Santa Fe, fue una “segunda independencia”.

En el 175° aniversario de la gesta, el pasado 4 de junio, un equipo de docentes y periodistas lanzó un sitio web interactivo que busca rescatar un pedazo de nuestra identidad nacional. 

“Entendemos que la escuela cumple un rol central a la hora de pensarnos, y nos preocupaba cómo generar herramientas que no fuesen un problema para docentes y que resultase cercano a los estudiantes, hoy emparentados con las redes y las nuevas tecnologías”, resalta a Educrear su coordinador, Germán Mangione.

Además, el sitio “Punta Quebracho, la pelea de un pueblo por su río” se encuentra acompañado por una radio abierta en la que participan historiadores, educadores y artistas locales que contribuyen a resaltar la importancia de la Batalla de Punta Quebracho. Durante el recorrido virtual se detallan los pormenores de la disputa contra la armada anglo-francesa en el marco de la Guerra del Paraná.

En nuestra historia se reconoce el 20 de noviembre como un hito de lucha por la soberanía nacional. En 1845 las flotas inglesas y francesas derrotaron a las tropas de la Confederación Argentina en la llamada “Vuelta de Obligado”, lo que marcó el inicio de una ardua disputa político-naval.

Al mando del General Lucio Norberto Mansilla, varios patriotas dedicaron a contener el paso de las naves imperiales que tenían como objeto instalar la libre navegación de nuestros ríos por parte de las grandes potencias al margen del control y la administración nacional.

Aquella disputa por la navegación de los ríos que integraban la Cuenca del Plata se inició durante los siglos XVII y XVIII. Siguiendo el modelo europeo, el gobierno de Juan Manuel de Rosas sostenía que la navegación de los ríos interiores de la Confederación Argentina era privativa de los buques argentinos, y que toda excepción a la regla debía ser autorizada por el gobierno nacional.



Meses después de la Vuelta de Obligado, un 4 de junio de 1846 la flota imperial, luego de que fracasara la expedición comercial río arriba, llegó a Punta Quebracho, en el actual Puerto San Martín, y los barcos de guerra se acercaron a la costa en donde estaban situadas las baterías argentinas, pretendiendo que los cuarenta buques mercantes pasaran por detrás protegidos del fuego patrio. Las intenciones de los imperialistas fueron frustradas por el ejército de Mansilla que conquistó una de las victorias más significativas de la lucha por nuestra soberanía.

“Es un hito en nuestra historia, y tampoco tengo dudas de que fue invisibilizado. Dos fueron los motivos: se trató de un evento que estaba contra los intereses de Bartolomé Mitre, enemigo de Rosas, y que se venció a la armada más poderosa de ese momento, lo que molestaba a los gobernantes que querían negociar con las potencias extranjeras”, afirma el músico, parte del proyecto y autor del tema “Triunfo para Punta Quebracho”, Mario Bernachea.

Esta zona, en la que se libraron varias de las gestas más importantes de la historia fundacional argentina, fue escenario, a mediados de la década del cuarenta del siglo XIX, de la batalla definitiva de una campaña “sumergida” de nuestro pasado. Un episodio que, salvo en San Lorenzo y las localidades aledañas, casi no se recuerda ni se conmemora, y tampoco se cita a pesar que en los últimos años comenzaron a publicarse notables trabajos al respecto. El problema radica en que la Batalla del Quebracho fue parte de la oscurecida y menospreciada “Guerra del Paraná”, que enfrentó a la Confederación Argentina con las dos potencias más importantes de aquella época, Francia e Inglaterra.

Para Mangione Punta Quebracho resultó un acontecimiento central porque “se generaron una serie de tratados y acontecimientos geopolíticos que brindaron el derecho pleno de la naciente nación sobre sus ríos y su comercio exterior”. 



Existe un actor fundamental en la disputa que se libró aquellos años por la soberanía y navegación de los ríos: se trata del pueblo argentino. Su rol en la victoria nacional resulta fundamental. Fueron quienes atacaron las fuerzas navales invasoras, que no lograban aprovisionarse de víveres. Al mismo tiempo que Juan Manuel de Rosas dispuso alejar todo ganado de la costa y cuando intentaban desembarcar en busca de recursos eran atacados por patriotas que acechaban las orillas.

La realización de un portal educativo no está solamente destinada a promover el aprendizaje de la historia regional, sino que invitan a la reflexión y al debate sobre problemáticas que siguen reproduciéndose actualmente. Para quienes son miembros del proyecto la defensa de la soberanía nacional no es un tema agotado ni mucho menos. “La soberanía de una Nación es lo que da autonomía, poder de decisión sobre sus recursos naturales e identidad. Creemos que este tema no está saldado y mantiene amplia vigencia”, reflexiona Bernachea.

“El proyecto fue muy bien recibido por los docentes, que lo encontraron como una herramienta para tratar un tema que siquiera figura en la currícula. Por parte de alumnos y las familias tuvimos buenos críticas por la facilidad para acceder”, comenta Mangione

El sitio web fue desarrollado para promover la reflexión y el debate en las escuelas de Rosario y el Cordón Industrial por parte de: Germán Mangione; las docentes Lorena Nalli, Noelia Alcaraz, Susana Ramos, Marisa Borean, Samanta Insaurralde, Sergio Paz y Lucía Toncovich; y los trabajadores de la cultura Adrián Moriconi, Mario Bernachea, Mauricio Stirnemann y Pablo Payró.

Otras notas de esta sección

Formulario de contacto:

(*) Campos requeridos

Iniciar sesión:



Crear cuenta

Crear cuenta:

(*) Campos requeridos

Ir arriba